THE VELVET UNDERGROUND-SQUEEZE (1973)

Pongámoslo así: invitas a un amigo a comer milanesas a tu casa y cuando no te diste cuenta te cambió la cerradura y se puso a cocinar con tus cosas una paella para él, tu mujer y tus hijos. Eso es lo que hizo exactamente Doug Yule, el reemplazo de John Cale en Velvet Underground. El músico invitado cumplió el rol de multi instrumentista en los dos discos finales de la banda  -The Velvet Underground y Loaded- y terminó apropiándose de todo.

Sin Lou Reed las esperanzas estaban muertas, pero Doug Yule no se iba a dar por vencido, en verdad había participado en el cincuenta por ciento de la discografía de la banda ¿Qué importaba que hubiese sido un mero reemplazo de John Cale? Desde su lógica tenía el mismo derecho que el resto de apropiarse del nombre y de hacer su versión de Velvet Underground.
Es así como para 1971, un año después de Loaded, ya no quedaba ningún miembro fundador: el guitarrista Sterling Morrison, se había ido y Maureen Tucker ya ni tocaba porque era madre. Doug solo, llamó a otros músicos y armó una banda pero conservó el nombre. Con esa nueva formación fantasma tuvo el descaro de salir de gira por Europa y presentar Loaded.  No le alcanzó con eso y se decidió al año siguiente a componer el quinto y último disco titulado Squeeze en el que grabó todos los instrumentos menos la batería que estuvo a cargo de uno de los tantos músicos que tuvo Deep Purple. El disco salió recién en 1973

Lo terrible es que Squeeze es un buen disco, incluso considerándolo como uno de Velvet Underground y no como un robo solista del desesperado Doug Yule quien aprovechó bien sus años en la banda para saber como estafarlos y grabar un álbum que hace muy bien la mímica de los clichés más lindos de los anteriores.
Lo que sigue resultando difícil para muchos es considerarlo un disco más de Velvet Underground y no un robo o un disco solista de el-tipo-que-reemplazo-a-John-Cale-y-que-todos-odian, pero la verdad es que encaja perfecto y continúa con la lógica de la banda, por ahí, sin experimentar en lo más mínimo e intentando hacer pop en su estado más puro y grasa. 

Las guitarras básicas aportan lo justo y necesario, las voces parecen hechas por Lou Reed, y las melodías son dignas de la Velvet, lo que permite sospechar que Yule en verdad tuvo más protagonismo en los discos anteriores de lo que se cree.

Squeeze es injustamente ignorado, es un buen disco, de rock n roll y de la Velvet Underground o de algo parecido a Velvet Underground, una banda tributo bien hecha por un ex integrante que intento estirar un tiempito más el éxito que nunca tuvieron. Pasados ya más de cuarenta años de su lanzamiento merece una reivindicación, el disco funciona y tiene su lógica interna y también en la historia de la banda. Lo que importa al final de cuentas, son las canciones, y la mayoría están buenas, por más que las haya hecho un ladrón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s