TATUAJES SOBRE PAPEL: LA OBRA DE LUCAS MASCARO

Lucas Mascaro, conocido también como Chaqueta, es un tatuador de Buenos Aires, sin embargo, describirlo de esta manera no alcanza para dar cuenta del espectro completo de este artista. La creatividad de este artista no se agota en su aplicación sobre pieles, sino que también se ve reflejada en los cuadros que no solamente dibuja sino que también tatúa. FE es el nombre de la exposición que presenta actualmente una serie de cuadros en la galería Kunan Pacha en San Telmo (Balcarce 1053 local 35). Estos cuadros muestran una técnica llamativa e inusual: son papeles tatuados. Lucas Mascaro es un tatuador que se ubica por fuera de la tradición de los tatuajes. Es un tatuador sin tatuajes,  es un pintor que se ubica por fuera de lo tradicional, es un pintor que no pinta, ya que su abordaje sobre el lienzo se da a través de una herramienta propia de otra disciplina, la máquina de tatuar. De este modo, la obra de Lucas Mascaro adquiere un carácter multimediático, aportando elementos del diseño gráfico y las artes plásticas al universo de los tatuajes y viceversa. En esta oportunidad, Lucas nos responde algunas preguntas acerca de su obra, su exposición y sobre el arte de tatuar.

_DSC0012

Maximiliano:  ¿Cómo llegaste a ese título para la exposición? ¿Qué es la FE para vos?

Lucas: No me iba a encargar del título, pero delegué esa parte un poco sobre la fecha y no pudo ser llevada a cabo por quien me hubiese gustado que lo hiciera. Entonces tuve que ponerme a pensar en un título. Estuve dando vueltas por otros lados mas rebuscados hasta que llegué a “FE”, que se presentó de manera bastante natural. Me puse a pensar en el tiempo que venía pasando en lo personal en paralelo al tiempo en que hice las piezas, que, si bien tienen trabajo,  fueron hechas como descanso de todo un proceso mental que venía trabajando en simultaneo:  el “después” de una fuerte ruptura amorosa, el suicidio de un amigo de la adolescencia,  una cruel enfermedad en un amigo muy amado y una serie de cosas que solo entendí que podía llevar adelante con FE, FE como sigla de Fuerza Espiritual, la FE como ese motor/fuerza que quizás no sabemos que tenemos hasta que situaciones extremas nos llevan a conocerla y, con ella, seguir adelante.

Maximiliano: Hay elementos o símbolos recurrentes en tu obra, calaveras, arañas, telarañas, rosas, corazones. ¿Por qué elegiste estos?

Lucas: En general son símbolos que siempre me atrajeron y que con el tiempo me di cuenta de que siempre estuvieron presentes, no solo en la parte gráfica en cuanto a mí. Me interesa cómo una calavera o un corazón pueden tener múltiples lecturas a partir de con qué otros elementos interactúen, desde qué culturas y épocas sean interpretados y cómo, si bien pueden no estar hablando de nadie en particular, es inevitable que se asocien al relato de alguien.

Me pasó en 2014 que, a modo de catarsis, hice una serie de 13 corazones para una muestra que duró solo una noche, y eran cosas que me pasaban a mí, muy personales. Después, un gran porcentaje de esas imágenes las terminé tatuando en otras personas y está claro que esas personas no se estaban marcando mi relato en su cuerpo sino la reinterpretación que ellas mismas le dieron a esas imágenes. Muchas veces dentro  del diseño de un tatuaje se modifican ciertas cosas para que quien lo lleva se sienta a gusto con lo que quiere llevar en su cuerpo, pero ninguno de estos diseños fue modificado.

Con respecto a la compañía de estos símbolos, fui operado de muy chico del corazón, también crecí escuchando que el apodo de mi padre era “el flaco Cadáver”, y en el nombre de mi madre y abuela aparecían “Rosas” (María Rosa, Rosa María). Con las arañas tengo una admiración parecida a la que me despiertan las serpientes, me atraen la manera en que trabajan, la paciencia y meticulosidad que tienen y las marcas que dejan, que son propias de ellas, la dualidad entre lo frágil y lo mortal, la femineidad. Todavía las estoy conociendo.

_DSC0014

M: ¿Qué rol juega la simetría en tu obra?

L: La uso un poco para apoyar en lo igual, en la relación entre iguales. En una muestra de 2013 estaba más presente y Norberto J. Martinez (quien, entre otras personas, me acompañó en el proceso creativo y se encargó de “curar” la muestra) me propuso “Simetría del Karma”, con lo que estuve de acuerdo. Hay algo kármico también en eso, pero al mismo tiempo el Karma es algo que no tengo muy procesado como para profundizar en el tema. Entiendo que cada acción tiene una inevitable reacción tarde o temprano y si el disparador es desde la buena fe, mucho mejor.

_DSC0023

M: ¿Te inspirás en algún artista? (gráfico o plástico, musical, etc.)

L: Sí, claro. Me interesa mucho ver técnicas y usos de lenguaje de otros artistas gráficos, pero la inspiración quizás viene más desde la música o más desde las letras o poesías, que me generan muchos disparadores que quizás no tienen mucho que ver con lo que el artista está relatando, pero me divierte mucho cuando pasa eso.  Generalmente estoy en la calle y me dan ganas de estar en casa o llegar a algún lugar para poder bocetar ese disparador que se generó y que después puede mutar o no, pero que es la punta de algo. También me divierte hacer flyers para bandas. Muchas generalmente ni me piden, pero justamente por lo divertido que me resulta cuando surge la inspiración de una letra.

M: Tatuar sobre piel implica dejar una marca que es permanente en una persona, eso le da un peso particular al tatuaje y al acto de tatuar, pero por otro lado, producir una serie de cuadros para una exposición implica escoger vos mismo una serie de símbolos y obras. ¿Cuál de los dos ejercicios es más complejo o agotador? ¿Te identificás más con uno que con el otro?

L: Me resulta más agotador cuando diseño un tatuaje para otro, donde está su opinión y tenemos que llegar a un acuerdo, ya que el otro lo va a llevar en su cuerpo para siempre. Cuando trabajo para una exhibición o para tener los dibujos apilados en mi escritorio, lo hago primero que nada para mí, y disfruto el momento, y si esos momentos después son elegidos por otros para llevar en la piel por siempre, eso es lo mejor.

_DSC0016

M: ¿Qué es lo que te gusta de tatuar?

L: Me gusta diseñarlo y ver cómo cambia en la piel, desde la piel misma y desde la anatomía. Me gusta cuando puedo llegar a verlos con el paso del tiempo y cómo algunas líneas, tonos, etc. van cambiando, definiéndose más, mutando para bien o para mal, me gusta cuando me dan libertad en el proceso creativo (es por eso que me sentí más cómodo en el tatuaje que en el diseño gráfico, quizás tampoco tuve las mejores experiencias en el diseño gráfico ). Me gusta cuando hago un dibujo mío, me gusta cuando me encuentro con alguien que tatué en otro ámbito y se genera cierto feedback de buena onda, como con vos y este espacio que me brindás. Me gusta y me parece divertido cuando me presentan orgullosos diciendo “él es mi tatuador”. Me gusta cuando termino el tattoo, quedan contentos y días después me lo recuerdan. Me gusta tatuar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s