BATMAN EN CHILE DE ENRIQUE LIHN

Enrique Lihn, famoso poeta, novelista y crítico chileno, popularizado entre los lectores más jóvenes por los elogios que Roberto Bolaño supo brindarle, ha escrito una novela rarísima y bizarra. Una novela cuya existencia es casi un secreto. El libro se llama Batman en chile y, claro está, es una rareza total. Publicada en 1973 y jamás reeditada. Hoy convertida en un mito, que celebramos ampliamente.

batman.jpg

 

El argumento es así: La señorita Juana Sommers, también llamada Vilma Vance, es la secretaria de relaciones públicas y asuntos internacionales. Su jefe le informa acerca de la llegada de Batman a Santiago de Chile. La sola idea de que Batman se interese en un país de América del Sur es, de por sí, ridícula. Batman que acaso expresa el mito y la fantasía del superhéroe norteamericano, parece no tener nada que ver con el universo que pueda surgir de un país como chile. De buenas a primeras, son como mundos que no pueden mezclarse. Incluso aunque sea una fantasía, es casi imposible reprimir la risa.

Willie Morgan es un perseguido político y es probable que Batman haya ido hasta allí para protegerlo. También es probable que Batman esté allí para liberar al país de la dictadura del proletariado. La prensa colma el aeropuerto, ansiosos de poder encontrarse con Batman. Por medio de un helicóptero, aterrizan directamente en la mansión Morgan, donde disponen de falsos Batmanes para distraer a la prensa y a los espías. Aunque no queda claro quiénes son los buenos y los malos. Ni siquiera para el héroe. Si en este momento está recordando el famoso sketch de Cha-Cha-Cha y los Batmanes del Mercosur, sepa que de eso se trata.

En un momento de intimidad junto a Juana, se desatan polémicas ideológicas que despiertan deseos sexuales en el encapuchado, pero la cosa no pasa a mayores, ya que son interrumpidos por un hatajo de Batmanes impostores y la velada queda interrumpida por la presencia e irrupción de la policía.

Tanto Batman como Juana, van a parar a la cárcel. Despojan al héroe de sus pertenencias, lo que lo reduce a una persona más o menos normal. Lo liberan por cuestiones diplomáticas, y lo llevan hasta la mansión de Mincho. El chofer que presta el servicio, es un ex convicto que fue encarcelado, a su vez, por Batman.

La Gran Sociedad Libre, se presenta como una conspiración misteriosa, algo fantástica. Sus defensores temen y combaten el Marxismo, aunque nadie sabe qué es exactamente el Marxismo, y tampoco quiénes son los defensores.

En la Mansión, Batman es invitado a ocupar una habitación para huéspedes. La hermana de Mincho parece hacerle la corte a Batman. Entre una cosa y otra, el sueño del héroe queda perturbado. Necesita recurrir a barbitúricos para calmarse, pero ellos solo le proporcionan un sueño perturbador donde imagina un posible destino dramático para Robin, que ha ido a combatir a Vietnam.

La novela pivotea entre la crítica social, la parodia, el humor y la sátira política. La permanente pulsión sexual que atraviesa a los personajes: el deseo y las preocupaciones que los aqueja, nos habla de una confusión entre diferentes mundos. Todo parece divertido y alocado y peligroso e ingenuo a la vez. El disparate, entonces, se presenta como última alternativa o como la mejor alternativa. Confusión y transición son las dos palabras claves de esta novela. Una apoteosis surrealista que nos abraza en el delirio y la aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s