FRANÇOIS TRUFFAUT ESCRIBE SOBRE LA NOCHE DEL CAZADOR DE CHARLES LAUGHTON

Este texto fue escrito por François Truffaut y fue publicado en Cahiers du Cinéma en 1956 y recopilada en el libro “Las películas de mi vida”.

“The Night of the Hunter”, 1955 (La noche del cazador) presenta por lo menos dos particularidades que le convierten en una obra importante: es la primera película dirigida por el actor americano Charles Laughton, cuyas interpretaciones truculentas en “Mutiny on the Bounty (“Rebelión a Bordo”, título en España y “Motín a bordo” en México), “The Private Life of Henry VIII” (“La vida privada de Enrique VIII”) y “The Paradine Case” (El proceso Paradine”, título en España y “Agonía de Amor” en México) son todavía hoy famosas, y, en segundo lugar, es el retorno a la pantalla de Lillian Gish, que fue la actriz más célebre del mundo.

El argumento es un poco desconcertante: un padre de familia ha cometido un asesinato para obtener diez mil dólares, que esconde en una muñeca de trapo. Luego hace jurar a sus dos hijos pequeños que guardaran el secreto y que emplearán útilmente ese dinero cuando sean mayores y además con toda probabilidad huérfanos. En efecto, no tardan mucho en detenerlo y ajusticiarlo.

Poco después, su compañero de celda, un predicador condenado por robo (Robert Mitchum), es puesto en libertad. La meta de su vida es construir una iglesia y, para realizar su sueño, se propone apropiarse de los diez mil dólares cuya existencia conoce, aunque ignora el escondite. Se casa con la viuda de su infortunado compañero (Shelley Winters), rehúsa cumplir con ella sus deberes conyugales y la mata poco después, cuando ella le sorprende sonsacando a los niños el escondite del dinero. El niño y la niña, perseguidos por su terrorífico padrastro, huyen con la valiosa muñeca en sus brazos. Una señora vieja (Lilian Gish) los recoge y hace detener al criminal. El chico “revive” casi literalmente el arresto de su verdadero padre y, ante la mirada de la policía rompe la muñeca y ofrece ¡demasiado tarde! el dinero al desgraciado predicador homicida.

La_noche_del_cazador-835894547-large

Añado que el predicador sanguinario lleva tatuada en la mano derecha la palabra “Amor”, y en la izquierda la palabra “Odio” a razón de una letra por falange. Con esto basta para comprender que no se trata de una película como las demás. En efecto, “The Night of the Hunter” nos relata una aventura insólita que debe interpretarse como un cuento cruel y humorístico o, mejor, como una parábola. Se trata esencialmente en esta historia del relativismo del bien y del mal, porque todos los personajes, incluso los muchachos, y el criminal predicador son buenos.

Un guión semejante no es muy apropiado que digamos para comenzar una carrera de director de Hollywood. Se puede apostar fuerte a que esta película, realizada despreciando las más elementales normas comerciales, va a ser la única experiencia de dirección de Charles Laughton, y es lástima. Lástima, sí, porque al margen de la ruptura de estilo, “The Night of the Hunter” es riquísima en hallazgos y se asemeja a un suceso horrendo contado por un niño pequeño. A pesar de la belleza de la fotografía de Stanley Cortez, el hombre que iluminó tan extraordinariamente “The Magnificent Ambersons” (“El cuarto mandamiento”, fue su título en España y “Soberbia” en México), la puesta en escena duda entre la acera nórdica y la acera alemana, se acerca al callejón iluminado por luz de gas expresionista y se olvida de pasar por entre las lechugas plantadas por Griffith. Charles Laughton no ha tenido miedo a saltarse algunos semáforos en rojo ni a derribar a algunos policías en esta película única que consigue que nos guste el cine de “búsqueda” cuando de verdad busca y el cine de “hallazgos” cuando de verdad encuentra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s